lunes, 27 de abril de 2020

Mensaje del Cardenal Burke Acerca del Coronavirus

Amados hermanos:

He estado callado últimamente porque he estado ocupado en casa, primero siguiendo la Semana Santa y luego, mi trabajo cotidiano dentro de numerosas limitaciones debidas al Coronavirus.

Dentro de este marco de preocupación general, quiero compartirles un enlace a un mensaje que considero certero y sensible, escrito por el cardenal Raymond Burke desde Roma. Yo uso este mensaje como guía de refelexión ante la corriente pandemia. Espero Uds. también lo encuentren digno de reflexión.

Ya seguiré...

*     *     *

Queridos amigos,
Cardenal Raymond Burke

Desde hace algún tiempo, hemos estado en combate contra la propagación del coronavirus, COVID-19. Por todo lo que podemos decir, y una de las dificultades del combate es que aún queda mucho por aclarar sobre la peste, la batalla continuará por algún tiempo. El virus involucrado es particularmente insidioso, ya que tiene un período de incubación relativamente largo, algunos dicen 14 días y otros 20 días, y es altamente contagioso, mucho más contagioso que otros virus que hemos experimentado.

Uno de los principales medios naturales para defendernos contra el coronavirus es evitar cualquier contacto cercano con los demás. Es importante, de hecho, mantener siempre una distancia, algunos dicen que una yarda (metro) y otros dicen seis pies (dos metros) –lejos del otro, y, por supuesto, evitar reuniones de grupo, es decir, reuniones en las que las personas están muy cerca unas de otras. Además, dado que el virus se transmite por pequeñas gotas emitidas cuando uno estornuda o se suena la nariz, es fundamental lavarse las manos con frecuencia con jabón desinfectante y agua tibia durante al menos 20 segundos y usar desinfectante para manos y toallitas. Es igualmente importante desinfectar las mesas, sillas, repisas, etc., sobre las cuales estas gotitas pueden haber caído y desde las cuales son capaces de transmitir el contagio por algún tiempo. Si estornudamos o nos sonamos la nariz, se nos aconseja usar un pañuelo facial de papel, descartarlo de inmediato y luego lavarnos las manos. Por supuesto, aquellos que son diagnosticados con el coronavirus aquello a los cuales se les ha diagnosticado el virus deben ser puestos en cuarentena, y aquellos que no se sienten bien, incluso si no se les ha diagnosticado que padecen el coronavirus, deben, por caridad hacia los demás, permanecer en casa, hasta que se siente mejor.

Lee la carta completa aquí.