viernes, 14 de febrero de 2020

Pausa Apologética | ¿A quién seguirías, a Jesús o a Mahoma?

Hermanos, quiero compartir con Uds. dos historias, una del Nuevo Testamento y la otra del Hadith, la tradición islámica segunda en autoridad al Corán. Lean y comparen y luego pregúntense a sí mismos dados los ejemplos, ¿a quién seguirías, a Jesús, o a Mahoma?

Juan 8: 2-11:

2. Al amanecer estaba ya nuevamente en el Templo; toda la gente acudía a él, y él se sentaba para enseñarles. 3. Los maestros de la Ley y los fariseos le trajeron una mujer que había sido sorprendida en adulterio. La colocaron en medio 4. y le dijeron: «Maestro, esta mujer es una adúltera y ha sido sorprendida en el acto. 5. En un caso como éste la Ley de Moisés ordena matar a pedradas a la mujer. Tú ¿qué dices?»6. Le hacían esta pregunta para ponerlo en dificultades y tener algo de qué acusarlo. Pero Jesús se inclinó y se puso a escribir en el suelo con el dedo. 7. Como ellos insistían en preguntarle, se enderezó y les dijo: «Aquel de ustedes que no tenga pecado, que le arroje la primera piedra.»8. Se inclinó de nuevo y siguió escribiendo en el suelo. 9. Al oír estas palabras, se fueron retirando uno tras otro, comenzando por los más viejos, hasta que se quedó Jesús solo con la mujer, que seguía de pie ante él. 10. Entonces se enderezó y le dijo: «Mujer, ¿dónde están? ¿Ninguno te ha condenado?»11. Ella contestó: «Ninguno, señor.» Y Jesús le dijo: «Tampoco yo te condeno. Vete y en adelante no vuelvas a pecar.»

 Sahih Muslim, Libro 17, Número 4206:
…El (el narrador) dijo: Vino a él (al Santo Profeta) una mujerr de Ghamid y díjole: “Mensajero de Alá, he cometido adulterio, purifícame.” El (el Santo Profeta) la sacó de su presencia. Al día siguiente ella le dijo: “Mensajero de Alá, porque me sacas de tu presencia? Tal vez me sacas como sacaste a Ma’iz. Por Alá, estoy embarazada”. El (el Santo Profeta) le contesto: “Bueno, ya que insistes, vete hasta que des a luz.” Cuando dio a luz regresó con el niño en envuelto en un trapo y le dijo: “Aquí está el niño que di a luz.” El dijo: “Ve y amamántalo hasta que lo destetes.” Cuando así lo hizo regresó él  (al Santo Profeta) con el niño el cual tenía un pedacito de pan en sus manos. Ella dijo: “Enviado de Alá, aquí traigo al niño, ya destetado y comiendo.” El (el Santo Profeta) le confió el niño a uno de los musulmanes y entonces pronunció el castigo. La echaron en una zanja que le llegaba al cuello y le ordenó al pueblo a que la apedrease. Khalid B Whalid se adelantó con una piedra que le lanzó a su cabeza y como le salpicase sangre en su cara, Khalid le insultó. El Enviado de Alá (que la paz  quede sobre él) escuchó la maldición que Khalid le había lanzado a la mujer. Entonces él (el Santo Profeta) díjole: “Khalid, sé gentil. Por Aquél Que En Su Mano está mi vida, ella se ha arrepentido de tal modo que aun si un publicano malo se fuese a arrepentir, él hubiera sido perdonado. Entonces, tras dar la orden acerca de ella, rezó sobre ella y la enterraron.”
Preguntas para reflexionar y discutir
  • ¿Quién demostró la verdadera misericordia y compasión de Dios?
  • ¿Qué efecto tuvieron estas historias sobre sus audiencias y sobre las civilizaciones creadas por ellas?
  • ¿Cómo afecta la teología a la cultura?
  • ¿Quién elevó el valor nato de la mujer? ¿Quién no?
  • ¿Son todas las religiones iguales? ¿Revelan al amor y misericordia de Dios del mismo modo?
  • ¿A quién seguirías, a Jesús o a Mahoma?