martes, 22 de octubre de 2019

Pausa Apologética: las Herejías Antrinitarias



Esta será la primera pausa entre muchas para introducir puntos apologéticos. La Apologética es la rama de la teología que se encarga de formular la eficaz defensa de la fe. Lo que diré en estas pausas les podrá servir de utilidad para defender nuestra fe contra las herejías del momento. – Theo

Herejía es un término teológico que designa a una opinión errónea que contradice una verdad revelada de la fe. Ha habido muchas herejías antitrinitarias en la historia de la Iglesia, pero podemos reducirlas a tres principales: el arrianismo, el modalismo y el triteísmo. Los forjadores y seguidores de estas herejías niegan la verdad de la Trinidad de Personas en Dios de varias maneras. Aunque estas herejías se remontan a los principios de la Iglesia y al alto medievo, estas herejías sobreviven hoy en varias sectas.

Sabemos que Dios es uno y no hay otro fuera de Él. Esto nos vino del judaísmo. Sin embargo, muchos que después se convirtieron en herejes no podían reconciliar la unidad de Dios con la divinidad de Jesús y del Espíritu Santo. Por eso,

Los seguidores de Arrio y de su movimiento (arrianismo) que surgió en el siglo III, negaban que Jesús fuera Dios con el Padre. Ellos enseñaban que Jesús era una criatura exaltada, pero criatura al fin. Para ellos no había ni la trinidad inmanente ni la económica. La herejía sobrevive hoy en los Testigos de Jehová.

Los de Sabelio en el siglo IV afirmaban la trinidad económica pero no la inmanente. Para ellos el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo eran nada más que “máscaras” o “modos” que Dios utilizó para revelarse, pero sin denotar relaciones internas en la Deidad. La herejía sobrevive hoy en el llamado “Pentecostalismo Unicitario”.

Los seguidores de Marción en el siglo III y luego de Juan Filopón en el siglo VI, en cambio, disputaban la unidad de Dios. Ellos aseveraban que no había un sólo Dios en tres Personas, pero que las tres personas eran tres dioses distintos actuando en común. Esta herejía, el triteísmo, continúa hoy día en la doctrina de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días – Mormones.

¡No te dejes engañar! La Iglesia Católica ha mantenido la verdad del Dios bíblico incorrupta hasta hoy: en Dios hay una Trinidad de Personas compartida en una esencia. No hay tres dioses, sino uno sólo y cada Persona de la Trinidad es Dios bendito por siempre.